domingo, junio 17, 2007

Todos los caminos del paramilitarismo conducen a Uribe


Después del video del 31 de octubre de 2001, que publicaron varios medios de comunicación y que ayer Noticias Uno lo emitió en su versión completa, donde varios "líderes comunales" (miembros de las AUC) expresan su apoyo a Álvaro Uribe y a su vez, él se refiere a ellos como "queridos amigos"; y después de las reveladoras declaraciones del antiguo socio de Salvatore Mancuso, Fabio Enrique Ochoa Vasco a la revista Semana, sobre los votos que ellos aportaron a la campaña de Uribe en el 2002, además de mencionar entre líneas que el ex jefe paramilitar "tratará de defenderse y contará sus alianzas con el presidente Uribe"; después de todo esto, ¿será que a alguien le puede quedar alguna duda de que Álvaro Uribe es un promotor del paramilitarismo? ¿es posible que alguien le pueda seguir creyendo a ese personaje tan siniestro, con un pasado tan oscuro, que hasta el propio Jaime Garzón, hace diez años, sabía que "Álvaro Uribe es peligrosísimo"?



La Minoría desinformada se pregunta si es posible que los colombianos puedan seguir creyendo que él es un hombre que tiene intenciones de hacer la paz, siendo que ha sido uno de las personas más beneficiadas con el conflicto armado en Colombia, porque gracias a la plata y a la acción paramilitares, él llegó a ser Presidente de la República y cuatro años más tarde, se consolidó la reeligión.

Ahora más que nunca nos damos cuenta que teníamos razón en no creer en las palabras de Álvaro Uribe, que nunca le vamos a creer, que los medios de comunicación colombianos tienen mucha responsabilidad sobre la percepción que han creado de él y que la creen parte de los siete millones de personas (parte de, porque sabemos que muchos votantes de Uribe fueron obligados bajo coerción o amenaza, a entregar su derecho de sufragio a los paramilitares y sus intereses) que votaron por la reeligión de Uribe. Así dice la columna de Álvaro Forero Tascón en El Espectador este fin de semana:

Según un estudio de Catalina Montoya, del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, el 64,65 por ciento de las notas sobre el Presidente que aparecen en los noticieros de las cadenas privadas de televisión, provienen de hechos generados o programados por el propio Presidente.
(El Espectador, edición del 17 al 23 de junio de 2007)

Entonces, no se nos haga raro que la mayoría informada de este país le crea, porque Álvaro Uribe así lo quiere y por eso, nadie le cuestiona los hechos que lo comprometen con el paramilitarismo, hechos que en otro país, serían motivos suficientes para que fuera derrocado. Pero para la Minoría desinformada todas esas evidencias sí son muy graves y por eso, nos mantenemos aquí en nuestra bitácora, haciendo resistencia contra la manipulación de los medios e insistiendo que NO LE CREEMOS NI LE CREEREMOS A ÁLVARO URIBE.

Imagen: colombia.indymedia.org/images/_39666151_uribe.jpg




26 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí hay una prueba incontestable del narcoparauribismo

www.youtube.com/watch?v=j1BdZmHhUxQ

God Loves Colombia dijo...

Yo tampoco creo en Alvaro Uribe. Ni en su banda de hampones desalmados.

Anónimo dijo...

"El barrio Manrique, en las comunas de Medellín, fue uno de los sectores más populares y duramente golpeados por la violencia durante gran parte de los años 80 y 90. Fue el escenario de guerras de bandas de delincuencia común y facciones de grupos de las AUC que se disputaban el control. "Cuando llegué a Medellín, Fernando Galeano me puso dos muchachos, un conductor y escolta, para que me acompañaran y ellos eran de Manrique. Era muy deprimido y violento. Usted no podía pasar por las calles después de las 7 de la noche y la Policía rara vez aparecía. No era extraño encontrar niños de 13 años que ya habían cometido un asesinato", dijo a SEMANA el extraditable Fabio Ochoa Vasco. Ese sitio se transformó en una obsesión para Ochoa Vasco.

Fue en el barrio Manrique donde, según Ochoa Vasco, él movilizó gente para apoyar la primera campaña de Álvaro Uribe a la Presidencia. SEMANA recorrió el sector para corroborar las versiones del extraditable. Según Manuela, una antigua habitante de Manrique, "dos días antes de las elecciones para Presidente de 2002, llegaron a la casa de algunos líderes para advertirnos que no podíamos aparecernos por los puestos de votación si no era para votar por Uribe. Que si hacíamos campaña por otro, nos hacían el 'Champú' (untar pegamento en el pelo)"

Gabriel, otro habitante del barrio, también recuerda esa época. "En las primeras elecciones para que Uribe fuera presidente uno sí veía -y la gente lo notaba acá en el barrio- que todos esos muchachos de los equipos de fútbol, los alistadores de los buses... todos sabían que tenían que votar por Uribe. Y ellos, a su vez, arrastraban gente. Había que votar por Uribe".

"Incluso los microbuses de San Pablo-Manrique, que tenían que pagar vacuna, sabían que debían transportar ese día de elecciones a la gente para votar por Uribe -explicó Gabriel a SEMANA-. Pero no la llevaban a los puestos de votación de Las Granjas o las Nieves, no, los buses llegaban hasta los puestos de votación del estadio y el Palacio de Exposiciones, que es donde vota la gente que no tiene inscrita la cédula. Llegaban allá, daban el 'pastel' que indicaba que había que votar por Uribe y regresaban a la gente".

Los habitantes no se han olvidado de las iniciativas de Fabio Ochoa Vasco de finales de los 90 y principios de siglo. En esos años, de la mano de Diego Fernando Murillo, alias 'Don Berna', Ochoa, amigo cercano de 'Berna', decidió emprender un proyecto con el cual, según él, buscaba "resocializar" a los jóvenes de Manrique mediante actividades deportivas, con lo cual pretendía disminuir los alarmantes niveles de violencia y mejorar la convivencia. No cualquiera, y menos un desconocido como Ochoa, podía llegar a un barrio como Manrique. Pero él tenía la ventaja de contar con el respaldo de 'Berna' para sacar adelante su idea.

"Lo primero que hice fue un torneo en donde participaban siete u ocho equipos. Les pagábamos los uniformes, comidas y transporte. La idea era que no hubiera peleas, hubiera un respeto entre los jugadores. Empezáramos a juntar a Itagüí con Manrique y a otros sectores como Santa Helena, Bello y San Javier en partidos de fútbol", afirmó Ochoa. Detrás de los partidos de fútbol, Ochoa organizó pequeñas microempresas y, respaldado por el poder que tenía 'Berna', consiguió crear un grupo de seguridad conformado por jóvenes del sector que, según él, ayudó para mejorar la seguridad.

La presencia de Ochoa se sintió hasta hace cuatro años, cuando sus problemas judiciales lo alejaron del proyecto. "Yo sé que a mí me recuerdan con cariño y allá todos saben que yo era el patrón de Manrique", dijo Ochoa.

Aunque el extraditable era quien prácticamente financiaba todas estas actividades, rara vez iba a Manrique. Sin embargo, en el barrio todos empezaron a enterarse de que él era quien estaba detrás del proyecto.

"Por acá nunca se le ha visto la cara a Fabio Ochoa Vasco, pero él ha patrocinado mucho el deporte en esta zona. Él tuvo lo que era el Florida Soccer Club, que manejaba muchos equipitos locales. Él fue el que estuvo detrás de todo ese proceso de Resocialización de Manrique cuando era la época dura. Él no daba la cara, la daba Antonio López, un señor que se ha lanzado varias veces al Concejo de Medellín", afirmó a Gabriel. Pero no todo era color de rosa y completamente desinteresado. "Uno notaba que detrás de todo ese patrocinio, detrás de toda esa plata para la resocialización, estaba el juego político", dijo Gabriel"

Revista Semana

Señorita Decente dijo...

que tristeza de gobierno.

Girando a la izquierda dijo...

¿Que mas pruebas necesitamos?
O sera que estamos locos los que no creemos en Alvaro Uribe

Anónimo dijo...

Atención a los atentados terroristas en el puerto de Buenaventura. Eso huele a uribe y el narcoparamilitarismo

Anónimo dijo...

UN PAIS DE CAFRES

EL MISMO "PAIS PAISA" QUE CELEBRA COMO "HEROES" A NARCOS Y GENOCIDAS COMO MANCUSO, MACACO, ETC.., QUE IGNORA y HUMILLA A LAS VICTIMAS DE ESTOS PSICOPATAS, QUE ELIGE A URIBE COMO PRESIDENTE, SALE HOY A LLORAR, CON LAGRIMAS DE COCODRILO, LA MUERTE DE LOS DIPUTADOS DEL VALLE

Anónimo dijo...

Hola Minoría Desinformada: se que te encuentras muy lejos de vacaciones y no sabes la falta que están haciendo tus comentarios, en estos precisos momentos de dolor por la muerte de los 11 diputados y cuando el blog de Felipe Zuleta se prostituyó desde su mismo autor y el abuso que de él han hecho los cómplices del régimen de terror que se apoderó de Colombia.

Anónimo dijo...

28 de junio 2007

ESPOSA DE UNO DE LOS DIPUTADOS DEL VALLE DESMIENTE AL NARCOPRESIDENTE

"El patron" dijo hoy que las Farc habían llamado a los familiares de los diputados para confirmar el "asesinato" de los retenidos.

No obstante, la señora FABIOLA PERDOMO, esposa de uno de los diputados muertos negó enseguida lo dicho por el narcopresidente y puso en evidencia al mentiroso y canalla.

ANDRÉS FELIPE dijo...

En este blog se puede encontrar un grupo de personas que nada saben de política. Sólo saben criticar y no se dan cuenta del mejoramiento que ha tenido en Colombia durante los ultimos seis años. Que hay muchas cosas que siguen mál o tal vez empeorando, si que las hay.Pero en vez de recaer la culpa en la figura presidencial, más bien se puede pensar que Colombia es un sistema muy complejo, un automobil antiguo que cuando le has arreglado una varada, aparece otra inmediatamente. Cuando las cosas son así uno como dueño no le puede hechar la culpa al fabricante ni a uno mismo sino que tiene que pensar como se vuelve a arreglar ese problema.

Me parece que en estos duros momentos aún hayan Colombianos que crean que es mejor critigar al gobierno, que a una falsa guerrilla que es capaz de coartar la VIDA Y LA LIBERTAD, Por sus asquerosas estrategias y que hayan personas que en sus actos no encuentran la mala fé con la que obran.

A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL LE DIGO QUE NO DEJEN QUE SE PONGA EN DUDA LA VERDAD SOBRE EL GOBIERNO COLOMBIANO, ES UN GOBIERNO LEGÍTIMO CON EL QUE LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS ESTAMOS DE ACUERDO Y LO CONOCEMOS A FONDO. LA MAYORÍA DEL PUEBLO LO QUIERE Y EL PUEBLO SE SIENTE CONFORME CON SUS ACCIONES JUSTAS.AQUÍ NO NECESITAMOS ROBBINS HOOD COMO EN LOS PAÍSES VECINOS AQUÍ NECESITAMOS EDUCACIÓN E INDUSTRIA Y SE ESTA CONSTRUYENDO, LA MAYORÍA NOS MATAMOS POR ESTE PAÍS Y POCAS VECES DAMOS A LA LUZ PÚBLICA LO BUENO QUE HEMOS EMPEZADO A VIVIR GRACIAS A NUESTRO ACTUAL GOBIERNO. PERO LOS POCOS QUE NO ESTÁN DE ACUERDO SI SALEN A HABLAR A LOS CUATRO VIENTOS.



ABAJO LAS FARC Y LOS PARAMILITARES. ARRIBA NUESTRO ESTADO LEGÍTIMO DE GENTE INTELECTUAL Y TRABAJADORA


GRACIAS


Y MIS MÁS SINCERAS CONDOLENCIAS A LOS FAMILIARES DE LOS DIPUTADOS, ME AFLIGE QUE ESTO HAYA PASADO

Anónimo dijo...

TOTAL EXITO DE LA "PROPAGANDA DE GUERRA" DE URIBE
Por Mónica López
CALI, VALLE DE LÀGRIMA
LAS PAGINAS WEB DE LAS FARC Y AGENCIAS INFORMATIVAS ALTERNATIVAS HAN SIDO SILENCIADAS Y ASISTIMOS AL MONOPOLIO DE LA VERSION DE LA TRAGEDIA DE LOS DIPUTADOS POR PARTE DEL REGIMEN URIBISTA QUIEN DIFUNDE SU EXCLUSIVA VERSION.
Con el régimen de Uribe, en Colombia se ha llevado al clímax el principio de que gobernar es el arte de mentir cínicamente. Sin conocer aún más detalles de lo sucedido en torno a esta tragedia salvo los escuetos comunicados (comprensibles en una situación de guerra), cuya corresponsabilidad es clara por parte del gobierno, el gobierno difunde el falaz argumento de que las FARC asesinaron a sus rehenes con "alevosía" y "premeditación". Este argumento, se puede desmontar lógicamente respondiendo, con toda claridad esta pregunta: ¿a quien le convenía más los rehenes muertos: a Uribe o a las FARC? Respuesta: solo a Uribe a quien le agobiaba la exigencia de un "intercambio humanitario". Para las FARC los rehenes eran su pieza de cambio en la negociación. No es lógico, que después de cinco años de esfuerzos por conservarlos vivos, se fueran a deshacer de los retenidos, por un sentimiento "terrorista", “de maldad”, como parece ser en la propaganda de guerra uribista, la “única motivación del “grupo terrorista de las FARC”. El falaz argumento no resiste ni siquiera un "enfoque utilitarista", pero está haciendo carrera gracias a la resonancia gigantesca, radial y televisiva, que le están dando los Medios de Comunicación, en especial Caracol, RCN y La Wfm.
La muerte de los 11 diputados la logró el régimen mediante una "operación encubierta", sin lugar a dudas con apoyo logístico y de inteligencia militar. Finalmente las FARC han sido sacadas de del Internet, por razones que desconocemos, lo cual ha situado la versión de la tragedia bajo el monopolio del monólogo gubernamental.
Lo que está haciendo el régimen de Uribe es pura “propaganda de guerra”. No solamente elude su corresponsabilidad en la tragedia (sin contar que sea de su responsabilidad directa el montaje de una "operación encubierta" contra el campamento de las FARC) sino que utiliza el legítimo dolor de las familias para hacer de manera abominable "propaganda de guerra" contra su odiado enemigo, las FARC.
Con esto, estamos labrando el camino de más sufrimiento, dolor y más tragedias en el futuro. ¿Ustedes creen que Uribe en homenaje a las 11 víctimas va, esta vez sí, a posibilitar el acuerdo humanitario? Pues bájense de la nube! Uribe fue elegido para la guerra no para la Paz. Es un hombre enfermo por el odio, no es un gobernante de reconciliación. ¡Y la Jauría uribista está más sedienta de sangre que nunca!
Finalmente, esta mañana del 29 de junio, el funcionario Borda, eminencia gris de Lucho Garzón en su lamentable alcaldía mayor de Bogotá y sobre quien no son escasas las versiones de corrupción, declaró a La Wfm que se sumarían "a la campaña nacional de protesta contra el secuestro, así como el pueblo español lo había hecho conra la ETA".
Según Borda, en esta "protesta contra el secuestro" tambien participaría el otro Garzon lamentable (el de la gobernación de Valle).
¿Movilización nacional contra en "secuestro"? Cuando se conocieron las fosas comunes de los compatriotas descuartizados por el paramilitarismo, en todos los rincones de Colombia, nunca vimos a estos ex-sindicalistas convocar con tanta vehemencia una movilización. Frente a las leyes anti-sociales del régimen uribista, nunca oímos siquiera una manifestación pública. Frente al asesinato de líderes sindicales las semanas anteriores, "mutis por el foro".
Claro que debemos movilizarnos. Pero no por las agendas y problemas sensibles a la oligarquía y sus corruptos políticos como es el "caso del secuestro". Movilicémonos contra la raíz de los males en Colombia: la injusticia social y la guerra. Marchemos por una PAZ justa. Marchemos en primera instancia por el Acuerdo Humanitario! Marchemos contra la guerra, la violencia y la sangre del pueblo derramada por esta oligarquía delincuencial y terrorista!
Lo de el corrupto Borda y los Garzones, es puro oportunismo politiquero.
Adenda: NI CARACOL, NI RCN, NI LA W., PROMOVIERON UN REPUDIO NACIONAL CONTRA LOS RESPONSABLES DE CIENTOS DE FOSAS COMUNES A LO LARGO Y ANCHO DEL TERRITORIO NACIONAL...
SIGUIERON LOS CARNAVALES, EL FUTBOL, LOS DESFILES DE MODAS, LOS COCTELES...A UNOS POBRES DIABLOS COLOMBIANOS NO SE LES PUEDE HONRRAR...ENTRE OTRAS COSAS, ENTRE LOS DIPUTOS HABIA CORRUPTOS DE CARRERA, POLITIQUEROS DE PURA CEPA, DIPUTADOS MEZCLADOS EN ACTOS DE CORRUPCIÓN Y CONCIERTO PARA DELINQUIR...ALGUNOS HAN PAGADO ASI SUS CRIMENES CONTRA EL PUEBLO VALLUNO...ESTE ES EL KARMA QUE TENDRAN QUE PAGAR MUCHOS POLITICOS COLOMBIANOS...A LOS DIAS DEL SECUESTRO DE ESTOS TIPOS EN EL VALLE SE DECIA CON SORNA "ALLA ESTAN BIEN ESOS HIJUEPUTAS...", LOS MISMOS QUE AHORAN SALEN CON LAGRIMAS DE COCODRILOS A LLORARLOS...QUE SOCIEDAD TAN FALSA Y PIRRICA...
VIVA LA PROPAGANDA NEGRA DE URIBE, GARZON Y SUS SECUACES...

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

No hay que hacerle la segunda a Uribe. Aún no sabemos lo que realmente ocurrió. Tal vez dentro de 20 años como en el Palacio de Justicia.

Es realmente inhumano y deleznable el secuestro, pero su lógica de usted y mi lógica, nada tiene que ver con la de individuos que combaten por su superviviencia. El hombre acorralado es la peor de las fieras. Y no hay nada que prive más al hombre de su humanidad, que su permanencia en la guerra o en los conflictos armados.

Ha sucedido en Europa en todas las guerras. Ocurrió en Argentina, en Chile. Muchas personas de bien se extrañan ellas mismas del desdoblamiento de la personalidad en una situación de guerra Imagínese cuando son 40 años.

De todas maneras ya el dominio de AnnCol funciona.

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

No me gusta nada el giro que está tomando el blog de Felipe Zuleta. Se aleja del debate de las ideas y opiniones y se sustituye por el insulto procaz e intolerante hacia las personas. El blog Felipe se está pareciendo cada vez más a Colombia. Desgraciadamente quedan muy pocos espacios en donde respirar libremente en este país. Si la situación persiste, es mucho de su responsabilidad humana y periodística.

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

Colombia, esta democracia genocida.

Por Javier Giraldo s. j.
Tomado de equipo Nizkor

Nunca olvidaré aquella primera semana que pasé en el Caquetá, en abril de 1982. El cúmulo de denuncias que nos llegaban sobre torturas, desapariciones y muertes, me hizo entrar en contacto directo con la zona. Llegué un mediodía a la austera vivienda de unas religiosas y les pedí ponerme en contacto con algunos familiares de las víctimas. Una de ellas se sonrió y me dijo: "Basta que se siente ahí en la salita. Aquí no damos abasto para recibir a gente que acude a nosotras para contarnos lo que han sufrido". Efectivamente, durante cuatro días no tuve descanso y los pasé tomando notas y grabando cassettes; solo interrumpí esa tarea para desplazarme a dos pueblitos cercanos y entrar en contacto con otras víctimas. Al regresar a Bogotá llevaba conmigo un macabro dossier con datos sobre 144 asesinatos, algunos perpetrados con derroche de sevicia, y sobre 240 casos de tortura. En esa época no quedaban dudas sobre los victimarios. Los militares mataban y torturaban a la luz del día y en presencia de numerosos testigos. Sólo era imposible registrar sus nombres, pues para cometer los crímenes se quitaban las placas que por ley debían llevar para identificarse.

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

Una joven respondió a mis preguntas, frente a la grabadora, entre perpleja y desmoralizada. Había sido obligada a caminar con una patrulla militar durante 13 días por las montañas, como guía, cargando los morrales de los soldados. Presenció muchas torturas e incineración de humildes viviendas campesinas, pero le impacto terriblemente el cruel asesinato de Jesús Pastrana. A este líder agrario yo lo había conocido personalmente cuando venía a Bogotá a los congresos de la ANUC (organización nacional campesina que tuvo gran fuerza en esa época). Según el relato escalofriante de esta joven campesina, Chucho murió lentamente, colgado de un árbol, mientras soldados sicópatas le cercenaban las orejas, los dedos, las manos, los brazos, los testículos, dándole finalmente 21 tiros de fusil, el 31 de octubre de 1981.

Colombia, esta democracia genocida.
Javier Giraldo. s.j
Tomado de equipo Nizkor

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

De repente se vieron envueltos en un cerco militar, sin manera de escapar. El grupo que los había invitado se transformó súbitamente en sus verdugos. Todo estaba planeado y había sonado la hora cero para actuar.

La tienda de la trampa estaba ubicada frente a la casa de un parlamentario a donde fueron introducidos brutalmente. Allí descubrieron que la casa del parlamentario era a la vez una escuela de sicarios, un centro de torturas y un campamento del Ejército. La noche había caído ya y para estos dos jóvenes se anunciaba una noche más profunda.

Les quitaron primero sus documentos de identidad. Se sucedieron golpes y torturas hasta hacerles perder el sentido por unos momentos. Un militar que vigilaba las torturas dijo que de allí no podrían salir vivos, pues ya habían conocido el lugar.

Hacia la media noche les anunciaron que morirían crucificados. En una camioneta, propiedad de la familia del parlamentario, comenzaron a montar grandes troncos de madera y puntizones gigantes, de los utilizados para las grandes cercas. Luego los obligaron a subir a la camioneta atados el uno al otro. Ambos se hablaron al oído y decidieron intentar el escape a la primera oportunidad, pues la muerte a bala sería de todos modos preferible a la crucifixión.

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

Años más tarde encontré personalmente a Alfonso quien me narró los pormenores de aquel infierno. Sacado a rastras de su casa en la forma más humillante, fue llevado, atado de pies y manos, a un lugar lejano en la montaña; golpeado en todo su cuerpo; le introdujeron en la boca una camisa entera, hundiéndosela hasta la garganta; se la empujaban a golpes y puños hasta destrozarle los dientes, uno de los cuales le fue arrancado brutalmente desde la raíz; le quemaron los ojos con cigarrillos encendidos; le echaron agua con sal por la nariz hasta impedirle totalmente la respiración, lo que le hizo perder la consciencia; fue molido a golpes en el tórax, en el abdomen y en las piernas, produciéndole hemorragias internas e inflamación de varios órganos. Toda esa orgía de crueldad solo era penable como antesala de la muerte.

Colombia, esta democracia genocida.

De Javier Giraldo s.j

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:

¿Por qué somos tan obtusos y nos empeñamos en creer que las Farc son los únicos malos de Colombia? ¿Por qué no denunciamos los atropellos del ejército en el mundo rural, lo que hace que mucha gente tenga que refugiarse en la guerrilla?

Anónimo dijo...

Rebeca dijo:
....
Entre el 31 de marzo y el 1 de abril del 90, Daniel quedó estremecido con el fruto de sus informes. En un fuerte operativo militar/paramilitar, sacaron de sus viviendas, a la media noche, a un nutrido grupo de campesinos y los condujeron a la hacienda de un conocido narcotraficante de la región, donde los sometieron a una orgía inimaginable de sevicia para luego despedazarlos con una motosierra. El Mayor del Ejército se reservaba para él los tormentos más crueles. El último servicio de Daniel fue llevar sus cuerpos desmembrados en una volqueta, para arrojarlos al río Cauca. Luego huyó. Mientras presenciaba esa barbarie, supo que una de las siguientes víctimas sería el Párroco de Trujillo, el Padre Tiberio Fernández.

Cerca de un año después, en una conversación con él, Daniel me confesaba que aquello lo había dejado perplejo. Estaba convencido que combatir a la guerrilla era prestar un servicio a la patria. Ahora se preguntaba: "quiénes son, entonces, los malos?" Su perplejidad lo había llevado a buscar refugio en un campamento guerrillero en proceso de desmovilización, después que un organismo civil de seguridad del Estado, el DAS, le había anunciado que ya no podía protegerlo más. Daniel había denunciado ante la Procuraduría y ante los jueces, con minucia de detalles, los horrores que presenció. El 5 de mayo de 1991, cuando imprudentemente regresó a Trujillo para visitar a su padre, Daniel fue "desaparecido.

Anónimo dijo...

Esto dice ANDRES FELIPE

"En este blog se puede encontrar un grupo de personas que nada saben de política. Sólo saben criticar y no se dan cuenta del mejoramiento que ha tenido en Colombia durante los ultimos seis años"

Yo respondo algo sencillo

La crítica es necesaria, saludable, útil y es parte fundamental de toda democracia.

No entiendo porque ANDRES FELIPE dice que tenemos que abstenernos de criticar un gobierno y que, en lugar de criticar, debemos apoyar de manera unánime al presidente.

Veo un deterioro social sin precedentes en los 6 últimos años. La misma corrupción, más inequidad y más violencia.

Anónimo dijo...

TUTO, Un comentarista del blog de F. ZULETA dice lo siguiente:

"El gobierno de Uribe es la culminacion de lo que se ha venido desarrollando en el pais. La mentalidad paisa de hacer lo que se venda, conseguir dinero como una razon de la existencia humana, atropeyando por medio de sicarios a las personas que por una u otra razon podrian ser obstaculos al enriquecimiento personal y a la toma del poder politico"

Lo traje aquí porque esto es muy cierto y preciso.

Anónimo dijo...

Me uno a la opinión de la persona que participó hoy sábado 30 de junio/07 a las 12:29 p.m.

Adicionalmente, se siente en todos los ámbitos de la sociedad la presión que se ejerce desde el cartel de la casa de Nariño para efectuar diariamente, minuto a minuto el “lavado de cerebro del vulgo” y crear un clima de "todo está perfecto (Camelot)" desde cuando varito se entronizó en el poder, con el irrestricto apoyo del opus dei y todos los fanáticos que lo componen -banqueros, industriales, hacendados, políticos, multinacionales, gremios y algunas otras yerbas del pantano-. Este grupo siniestro de ultraderecha se adueñó del Estado casi desde su creación y ha llevado a Colombia a ser catalogada como uno de las NACIONES FALLIDAS, para vergûenza mundial, pues en este grupo de países nos disputamos el honor con Haití, Corea del Norte, Sudán, Togo. Cómo será de humillante nuestra posición, que países subdesarrollados como Ecuador o Perú no figuran en este cuadro de deshonor, que no fue inventado por los que no comulgamos con varito, sino por Carnegie Endowment for International Peace, con sede en Washington, que trabaja en asocio de The Fund for Peace, entidad privada que se dedica a la investigación social. De manera que entre creer el libreto falaz que a diario recibimos desde el cartel de la casa de Nariño y los medios de comunicación abyectos al régimen y una entidad mundialmente reconocida por su alto nivel de confiabilidad, creo que no deja dudas de la clase de pocilga en que han convertido a nuestro país, estas “élites dominantes” y depredadoras, que sólo piensan en su propio beneficio a costa de la esclavitud del 80% de una población trabajadora, honesta y excluida de las más elementales condiciones sociales.

Anónimo dijo...

EL JUEGUITO DE LA DESINFORMACION

Según el narcopresidente, las Farc llamaron a los familiares de los diputados para confesar el crimen y esto se convirtió en una noticia mundial. La señora FABIOLA PERDOMO, esposa de uno de los diputados muertos desmintió al narcopresidente. Un dia después, el narcopresidente hizo la misma declaración y fue desmentido por segunda vez. Hoy el ex-embajador norteamericano M. FRECHETTE dió una versión igual al que hay en el cominicado de las Farc.

No sé cual es la verdad pero es evidente que el narcopresidente miente.

Anónimo dijo...

¿Y LUEGO NO DICEN QUE LOS TERRORISTAS SON LOS DE LAS FARC?

"El creciente escándalo de la para-política ha revivido la atención sobre los vínculos directos entre las fuerzas militares y los grupos paramilitares. Ahora, un informe diplomático de 1979 de la embajada estadounidense en Bogotá suscita nuevas preguntas sobre los lazos entre el comandante del Ejército, general Mario Montoya Uribe, y los paramilitares. El cable diplomático, desclasificado a través de una solicitud del Archivo de Seguridad Nacional bajo el Acta de Libertad de Información revela que un batallón de inteligencia del Ejército colombiano ligado al general Montoya creó en secreto una unidad clandestina terrorista entre 1978 y 1979. Bajo la fachada de la Alianza Anticomunista Americana (AAA o Triple A), el grupo fue responsable de varios ataques dinamiteros, secuestros y asesinatos contra grupos de izquierda durante esos años".

VER TEXTO COMPLETO EN SEMANA. COM

Anónimo dijo...

"Esta nueva revelación llega después de la sorpresiva divulgación hecha por el periódico Los Angeles Times en marzo de este año de un informe de la CIA, en el que se señala que el general Montoya participó en una operación conjunta con un grupo paramilitar de Medellín. La Operación Orión fue parte de una gran ofensiva militar que buscaba atacar las redes de las guerrillas urbanas en esta ciudad durante 2002 y 2003, que dejó al menos 14 muertos y docenas de desaparecidos. El informe desclasificado de inteligencia confirmó que la información fue “proporcionada por una fuente comprobada”, según los comentarios del agregado militar de Estados Unidos contenidos en el documento.

Este informe provocó una fuerte respuesta del senador estadounidense Patrick Leahy, presidente del subcomité del Senado que supervisa la ayuda a Colombia, quien en abril bloqueó el desembolso de 55 millones de dólares en ayuda a las Fuerzas Armadas colombianas tras conocerse los detalles que emergieron sobre los supuestos vínculos entre el comandante del Ejército y los paramilitares. Hace un par de semanas, la Cámara de Representantes de Estados Unidos incrementó aun más la presión, al reducir dramáticamente el monto de asistencia monetaria destinada a las fuerzas de seguridad colombianas. La ley de Estados Unidos requiere que el gobierno colombiano tome las medidas necesarias para cortar los vínculos de las fuerzas militares con los grupos paramilitares antes de recibir ayuda militar.

“[Este] nuevo Congreso no va a aprobar [la ayuda a Colombia] de la misma manera que lo hizo el Congreso anterior”, Leahy señaló en una declaración del 2 de mayo, en la cual anunció que la ayuda se suspendería hasta que se investiguen las denuncias contra el general Montoya. “No queremos que nuestra ayuda vaya a personas que tengan vínculos con paramilitares”.

Acusaciones han persistido en contra del general Montoya durante su carrera militar sobre sus lazos con los paramilitares.

El hallazgo de una fosa común en el departamento de Putumayo en marzo pasado suscita interrogantes sobre las acciones del general Montoya como comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta del Sur, unidad financiada por Estados Unidos y encargada de coordinar las operaciones contranarcóticos y contraguerrilla en esta región entre 1999 y 2001. Los investigadores calculan que más de 100 víctimas de la violencia paramilitar halladas en la fosa común fueron asesinadas durante el mismo período en que el general Montoya lideró esta unidad militar.

Los documentos desclasificados previamente revelados por el Archivo de Seguridad Nacional señalan la preocupación del Departamento de Estado por los vínculos que tenía una de las unidades de la Fuerza Conjunta, la Brigada 24, bajo el mando del general Montoya, con paramilitares localizados en La Hormiga, lugar donde recientemente fue descubierta la fosa común. Un cable diplomático del Departamento de Estado mencionó las acusaciones persistentes contra la Brigada 24 estacionada en La Hormiga, la cual había estado “cooperando con grupos ilegales paramilitares que habían incrementado sus actividades en el Putumayo”.

Otras imputaciones acusan al general Montoya y a otros dos oficiales del Ejército de permitir que los grupos paramilitares pasaran por retenes militares sin ningún obstáculo antes de un enfrentamiento entre la guerrilla y los paramilitares en Bojayá, en mayo de 2002, que dejó más de 100 muertos. Aunque oficialmente considerada esta acción como un error militar, partes sustanciales de los documentos desclasificados pertinentes a las acciones del general Montoya en este caso fueron redactadas por funcionarios del Departamento de Estado que tienen la autoridad para censurar documentos.

La revelación de la operación Triple A del Ejército también refuerza los recientes testimonios explosivos de dos ex comandantes paramilitares quienes señalaron que el gobierno colombiano fomentó los grupos paramilitares en los años 90, período durante el cual los grupos de derecha incrementaron dramáticamente sus filas y su influencia en el país.

Hasta este momento, las confesiones paramilitares, requeridas por la Ley de Justicia y Paz, sugieren que los lazos entre los paramilitares y el gobierno eran más profundos de lo que antes se imaginaba, lo que convierte el proceso en una investigación de facto sobre el Estado. “El paramilitarismo fue una política de Estado”, dijo el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso ante la Fiscalía el mes pasado. Las declaraciones de Mancuso fueron una acusación directa contra altos funcionarios del gobierno –muchos de ellos cercanos al presidente Álvaro Uribe– por fomentar el paramilitarismo.

El cable del embajador Asencio es un documento importante de esta historia oculta, el cual no sólo ilumina un episodio clave de la guerra sucia colombiana, sino también revela la manera cómo Estados Unidos confrontó el problema de los lazos entre los militares y los paramilitares durante ese período crítico. La posición condescendiente del entonces embajador Asencio en 1979 contrasta de manera abrupta con la actual línea dura respaldada por influyentes miembros del Congreso estadounidense.

Por su parte, Asencio catalogó la operación Triple A como un “hecho preocupante”. Aunque consideró que el uso de tácticas crueles era lamentable, lo veía como una exigencia inevitable de la guerra contrainsurgente. “En la guerra contra la subversión, las fuerzas militares son un instrumento crudo”, escribió el embajador, “y las operaciones militares pueden producir consecuencias inesperadas”.

Las recientes revelaciones sobre los vínculos entre los paramilitares y el Estado han producido sus propias “consecuencias inesperadas”, y así como el proceso prosigue, los archivos secretos de la embajada de Estados Unidos continuarán siendo una fuente valiosa para desvelar el pasado del paramilitarismo del país"

VER SEMANA.COM

Anónimo dijo...

a uribe balas lo derrocarán los mismos democratas y algunos otros gringos, porque con este pueblo traga entero, come novelas y realityes no creo que logremos hacer algo.

Y NO LE CREEMOS A URIBE !!!!, los blog se han vuelto ultimamente los verdaderos medios de comunicación. GRACIAS. Saludos