viernes, julio 27, 2007

Este país está en camino de una dictadura


Para Álvaro Uribe, la separación entre los poderes no tiene ninguna validez. Ahora dice que desconoce la autoridad de la Corte Suprema de Justicia, que ha sido uno de los organismos del Estado que más ha contribuido en el destape de la verdad del paramilitarismo, porque (así lo citan varios medios)"todas las instituciones del Estado tiene(sic) que colaborar con el bien de la nación... uno no puede poner los sesgos ideológicos por encima de un tema tan importante". Cuando se sabe que gracias a las Altas Cortes, los paramilitares no se han podido salir con la suya y tomarse todo el país como ellos quieren. Pero ahí sigue Uribe, defendiéndolos, con ese argumento tan McCarthista de los "sesgos ideológicos". ¿Cuáles sesgos ideológicos? La única ideología que tiene la Corte Suprema es la del respeto a la Constitución y las leyes. Que las leyes hayan quedado mal hechas, imperfectas, incoherentes o mal redactadas, es responsabilidad exclusiva de los congresistas, principalmente de los uribistas que son los que han aprobado proyectos como el de Justicia y Paz, a pupitrazo y con humillación incluida de sus propios colegas.

Lo que tenemos en el panorama es un Uribe que a toda costa intenta cumplirle la promesa que su gobierno le hizo a los paramilitares para que salieran limpios de todos los cargos que se les imputan, la mayoría por crímenes de lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos, porque es de recordar que varios de estos crímenes que cometieron fueron con la complicidad o la connivencia del Estado. Por eso se les prometió a los jefes paramilitares que a cambio de acogerse a la ley de Justicia y Paz, no se les iba a extraditar, cuando es bien sabido que personajes siniestros como Mancuso, Don Berna y todos ellos son narcotraficantes.

Ahora el gabinete de Álvaro Uribe se apresuró a redactar un proyecto de ley que consta de dos artículos para "subsanar" los obstáculos jurídicos respecto al delito político de sedición y poderlo aplicar a los desmovilizados que no se acogerán a la ley de Justicia y Paz. Con eso, están ratificando ante el país y el mundo que son un gobierno promotor del paramilitarismo.

Y ese argumento que todos en gavilla defienden de los "sesgos ideológicos", demuestra que este es un gobierno retrógrado, feudal y estancado en la Guerra Fría, de hecho todo el discurso que manejan es así: mccarthista, anticomunista, represivo. Ese tono lo manejan hasta los viceministros, como el de Justicia, durante un foro de juventud en Bogotá, donde reiteró la represión como fundamental en las políticas oficiales para la población juvenil.

A este paso que vamos, Colombia va en camino de convertirse en una dictadura, donde como dice Álvaro Uribe, todas las instituciones del Estado tienen que hacer lo que él dice o piensa. Pero no una dictadura militar, sino paramilitar. Y por eso es que la Minoría desinformada se mantiene aquí escribiendo y pensando, en medio de un clima unanimista. No es como dicen los adeptos de la reeligión que visitan nuestra bitácora, que nosotros no hacemos nada y que en vez de criticar por qué no nos ponemos a hacer algo. ¡ESTO ES LO QUE HACEMOS! Dejar una memoria escrita para el futuro y para los demás países que nos visitan de que el gobierno de Álvaro Uribe no es lo que cuentan los medios y lo que cree la mayoría informada, de la que hacen parte los que han dejado comentarios apoyando a Uribe. Lo que hacemos es contar la versión que ustedes no quieren que se cuente: la versión de los que estamos indignados con esta porquería de gobierno. De los que NO LE CREEMOS A ÁLVARO URIBE.

Caricaturas: Vladdo (Un Pasquín y Semana); Garzón (El Espectador)





2 comentarios:

Dani dijo...

Como dije en el post anterior, ahora le salimos a deber a las carroñas de los protegidos del arlequín (nuestro presidente, el Cóndor), ahora resulta que estos asesinos son los "indefensos":
http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?idArt=105229
Un paso más hacia la dictadura... que Uribito ahora critique y se meta en las decisiones de la CSJ, ay Colombia lo que nos espera!

NN dijo...

No, es que este país está tan jodido que los que contradicen a Uribito ya son tildados unánimemente de guerrilleros, incluyendo a los magistrados de la CSJ, que quieran o no son los que más conocen de las leyes del país y por eso hacen parte de las altas cortes. Este Álvarito no sabe qué hacer para contentar a sus compinches, yo que creo que está es más bien asustado, les hizo una promesa y sabe que si no la cumple, sus amiguitos lo pueden delatar. Y Minoría, no se preocupe, no hay peor ciego que el que no quiere ver, además los que entran a la bitácora a tildar de guerrilleros a todos los que estamos en contra de las políticas de esta cuasi-dictadura, no presentan un solo argumento para defender su preferencia, se limitan a insultar, el recurso del ignorante. Carajo, me da miedo pensar qué sera de este país dentro de dos años, si solamente en el primer año de la reeligión ya se está censurando a la CSJ y se está mandando a matar a los sindicalistas (indirectamente, pero lo están haciendo).