miércoles, agosto 01, 2007

¡Profesor Moncayo, estamos con usted!


Después de una larga caminata de 45 días, desde su natal Sandoná, en el departamento de Nariño, hasta su heroica entrada a la Plaza de Bolívar de Bogotá, el profesor Gustavo Moncayo ha llegado a la conciencia de todos los colombianos con un hermoso mensaje de paz y una sola propuesta: EL ACUERDO HUMANITARIO. Libertad para todos los secuestrados, no más hijos para la guerra, cese al fuego.

Uribe y las FARC son las tapias más duras del país, así dijo el profesor Moncayo en su discurso, porque, según nos transmitió su mensaje, nadie en este país ha hecho nada realmente para devolverles la libertad ni a su hijo Pablo Emilio Moncayo, ni al resto de los secuestrados. Sólo su marcha a través del país es el primer gesto verdadero para pedir una solución al drama de familias como la de él y tantas otras que sufren este dolor, su caminata por la paz es el verdadero gesto por la reconciliación y superación del conflicto armado en Colombia. Gesto por el cual la Minoría desinformada le expresa su total apoyo y dice: ¡Estamos con usted, profesor Moncayo!

El deber de Álvaro Uribe y las FARC es sentarse a dialogar y buscar ese acuerdo que sea el primer paso para sanar las heridas de este país que ha sufrido tanto por un conflicto que nació con las primeras luces de nuestra república. Uribe, el profesor Moncayo no quiere ir a la Casa de Nariño, búsquelo en la Plaza de Bolívar y escuche sus palabras, que son las de un verdadero líder. FARC, el profesor Moncayo les ha pedido no secuestrar más colombianos, no atacar más policías y soldados, un cese al fuego, sin condiciones. Y eso también va para Álvaro Uribe: ¡No queremos rescate militar a sangre y fuego!

Este gesto de amor de un padre hacia su hijo y de un colombiano hacia todas las víctimas de esta incesante violencia merece todos los aplausos, todo nuestro apoyo, pero más que eso, debe hacer despertar ese letargo de la sociedad civil, cómplice de esa violencia, esa utopía que tanta gente cree estar viviendo, llena de fantasías deleznables, esa Colombia llena de cifras, logros y resultados que el profesor Gustavo Moncayo nunca se encontró durante su camino a Bogotá. Despertemos la conciencia hacia la búsqueda de un país mejor y acompañemos su marcha con el grito de:

¡NO MÁS SECUESTROS! ¡ACUERDO HUMANITARIO SÍ, GUERRA NO!

Fotos: Minoría desinformada







14 comentarios:

Pipe dijo...

Si llego moncayo y ahora lo q' uribe quiere es hablar con todo el afecto y la sinceridad!!1 patrrañas-.----- puras patrañas... solo con decir que metio de sapo al pinchao ... nononononono no me parece.... nomas uribe... eso si es ejemplo de sedicion!!!!!!!
no mas!!!! sololo admira porq' camino ...y el acuerdo humanitario que????? donde queda!!!!!!!!!!!!!!!!! no mas uribe por favor... na mas afecto y convicciones eso para que diablos sirve!!!!!!!!!!
mejor dicho... lo que acabe de ver en television es el teatro mejor montado que existe...... si siguen montando teatro ... ahora con el intendente pinchao .....nononono como quien dice ... disfrazemos las cosas para que no pase absolutamente nada!!!!!!!!
NO MAS URIBE!!!!!!
DESMOVILICESE COLOMBIA Y SU FAMILIA LO ESPERAN

Anónimo dijo...

Creo que el narcopresidente es un hombrecito desquiciado. ¿Que espera el PROFESOR MONCAYO de ese gañán?

Anónimo dijo...

La admiración que tengo por Moncayo es solo por haber emprendido una marcha tan larga desde su ciudad natal y solo eso.
Revolucionar un pais con palabras y acciones lastimeras que rallan el triste y vulgar populismo no solucionan nada, al contrario, generan opiniones divididas, bien divididas.

Si bien, el interés de este señor es la liberación de su hijo, es triste y grosero que utilice además el dolor de las demás víctimas para cumplir con su objetivo, esto es pues, utilizar a los demás, para escalar peldaños que a lo mejor, solo sean los de un cuento o anécdota en los libros de la historia de nuestro pais.

Escudarse además detrás de una estudiante grosera, altanera e incoherente, señorita que se supone tiene mínimos conceptos sobre un discurso, sobre hacer una pregunta, sobre argumentar debidamente una idea y sobretodo, la de encarar con mediocres palabras a un presidente aferrado a su labor, es mucho mas ridículo y deja bastante que desear. Si la señorita esta del buso verde buscaba 15 minutos de fama, pues ya la tiene, pero aquellos que sabemos que es un discurso, reconocemos en ella, poco valor intelectual sin bases argumentativas y poca inteligencia al conectar la lengua al cerebro.

HAY QUE DESPERTAR SEÑORES, EL PRESIDENTE DE TURNO NO ES EL CULPABLE DE LAS SITUACIONES Y LAS VÍCTIMAS.
Basta con recurrir a las palabras de juristas y recordar que para los negocios se necesitan dos partes.
El interés del gobierno existe, condicionado pero existe, pero del otro lado, acaso hay un interés? Si así lo fuera, desde el gobierno del Doctor Samper habría intercambio, pero lo cierto es que no ha sido así y es ridículo lanzar a la picota pública al presidente de turno por culpa de nuestras desgracias.

En fin, espero que algún dia, el aserrín que la mayoría del común tiene como cerebro, pueda dar proyecciones certeras, antes de protestar.

camilo dijo...

La mayoria de los colombianos estamos con el presidente uribe, por algo saco el 63% de los votos (duelale al que le duela).
no queremos despeje de ningun municipio y en eso tambien somos mayoria nada de cederles a las farc.
siga sr. presidente y mandese para el tercer periodo que seguramente ganara.
cuenta con mas de 7 millones de votos que lo respaldan.

Anónimo dijo...

El capo de capos, el hijo del gran narco de Medellín y socio de paras y bandidos de todos los pelambres, se tomó la Plaza de Bolivar con sus gritos de hombrecito de quinta categoría. El gran delincuente se escudó en una constitución que no respeta y en unas leyes hechas a la medida de los mafiosos a quienes representa.

Anónimo dijo...

¡Presidente Uribe, estamos con usted!

Gracias por quienes aun recordamos la infamia del despeje del Caguán y no queremos mas mentiras de las FARC, que ya cumplen 43 años de secuestro y asesinatos.

Att: Ivan Lopez

Anónimo dijo...

El narcopresidente es un granuja.

Es un tipo ignorante, mentiroso y mezquino. Las pancartas de apoyo al narcopresidente, plantadas por los funcionarios sinverguenzas e indolentes del ministerio de gobierno y la cancillería muestran una de las peores facetas del género humano.

Contrasta la mezquina soberbia del enano feroz con la sabia humildad del profesor MONCAYO.

Que espectaculo tan triste se vió hoy en la plaza de Bolivar.

Anónimo dijo...

El narcopresidente no representa las instituciones legales. Es el peor enemigo de la constitución y la legalidad.

Anónimo dijo...

El narcopresidente del cártel de Medellín. El politiquero avezado, corrompido y astuto, que no aceptó el debate público frente al resto de candidatos a las elecciones 2006 y evadió luego el debate con el Dr. Carlos Gaviria, le preparó una celada al profesor Moncayo..., El culebrero parlanchín le instaló un microfono al profesor, hombre humilde, honesto y sin experiencia en la mentira y el engaño. Me parece que no logró sinembargo su propósito de humillar públicamente al caminante y amigo

Anónimo dijo...

Dicen que una canción no puede parar una guerra, pero si que ayuda. Durante la guerra de Argelia Boris Vian (poeta francés) compuso esta canción y fue tan temida por el poder que hasta el mismo general De Gaule la prohibió. Sin embargo todos los jóvenes por las calles, en las fiestas y en los colegios a cada instante la gritaban. Hoy por hoy perdura. Ojalá esta adaptación que me he tomado la libertad de hacer corra con la misma suerte. Para ello adjunto el vínculo en youtube en donde pueden escuchar la melodía y la canción original cantada por el propio autor.

http://www.youtube.com/watch?v=gjndTXyk3mw

EL DESERTOR

(Adaptación hecha por Rebeca para Colombia
de la canción siempre actual: Le Déserteur de Boris Vian)

Mi señor Presidente,
por la presente le digo,
de esta guerra demente
no quiero ser testigo

Desde que yo he nacido
el odio enardecido
el machete y la bala
el luto ha esparcido

No, Señor Presidente
yo no vine a la tierra
para vivir en guerra.
Escuche atentamente.

En la selva fui atado
a usted le importó nada,
mi pasado anulado,
mi carne agusanada.

En la selva olvidado
¡ mi señor engalanado!
con reyes y con “gabos”
¡qué pena ser soldado!.

Mis viejos y mi amor
llorando aniversarios
de prolongados calvarios
de soledad y temor

Mis hijos con dolor
mil carencias pasaban
los suyos progresaban
yo he sido el perdedor.

Cuando yo esté en la tumba,
ya perdido en las sombras
me burlaré de bombas
de honores y de rumba

Por los caminos me iré
mañana al amanecer
y a los jóvenes diré
que dejen de obedecer.

¡No vayan a la guerra!
la sangre derramada
no va a servir de nada
ni servirá a la paz.

De los montes al mar
de la aldea a la sierra
¡déjate ya la guerra!
busca otro despertar

Excelentísimo Señor
de corazón tan grande
vaya usted, dé su sangre
pues yo soy desertor.

Váyase usted al frente
ya que buen apóstol es
Honorable Presidente
eso servirá, tal vez

Y si me quiere castigar
diga a su gente de armas
que yo estaré sin armas,
me podrán disparar.

Anónimo dijo...

claro que nadie lo humilló, el solito lo hizo, a no , le ayudó la joven que lo acompañó.
Yo no soy uribista y creo que hay muchas cosas que fallan en su gobierno, pero una cosa si sé y es que no se le pueden cumplir todos los deseos al profesor, que es como cumplirle los deseos a las FARC que lo que menos quieren es entregar a nadie. Por lo visto lo que ustedes quieren es que el proximo presidente sea Raul Reyes y ahí si. Como dijo Uribe ese día, el hijo de Moncayo esta secuestrado hace 10 años, 10 años en los que ya hubo despeje y eso no sirvió de nada...Entonces?

Minoria desinformada dijo...

Para el comentario anterior: a ver, nosotros no queremos ni mucho menos que el próximo presidente sea Raúl Reyes. Para que eso pueda pasar por la mente de un colombiano, es que uno no tiene alma para sentir el dolor de muchos colombianos a los que las FARC les han hecho daño.
Pero nos parece indigno cómo la gente ataca lo que hizo el profesor Moncayo, porque parece que nadie se diera cuenta del significado de sus actos: es un dolor de un padre que lleva diez años sin su hijo, sin saber si lo va a ver de nuevo, que lo único que pide es que las dos partes que pueden resolver su tragedia bajen su soberbia y se sienten a resolver algo que en el fondo, nos importa a todos los colombianos, pero ninguno de los dos cede y siguen tan soberbios como siempre, mientras el alma de Moncayo y los demás familiares se corroe en la tristeza. Es justo que sigan esperando?? Nos produjo mucho dolor y resignación saber que los de las FARC, sabiendo que le gobierno colombiano no tiene ya potestad sobre esa decisión, sigan pidiendo la liberación de Simón Trinidad y Sonia. Qué cinismo, por Dios!! Esa gente no tiene corazón por ninguna parte, lo único que les interesa es mantener su negocio de guerra y drogas, al igual que Uribe sólo está preocupado por su popularidad que es lo que le perimte en últimas consolidar su poder y mantener viva la reeligión, para que los colombianos del Club del 70% sigan deslumbrados con su discurso de "caracter", que es en realidad un discurso soberbio y autoritario. Eso es lo pensamos y sí, aunque a ud y a otros como a Fernando Londoño les dé asco, sí, vamos a seguir apoyando a Moncayo, porque es una de las muestras más fieles que existen de colombianos limpios de alma, como somos la mayoría de colombianos (aunque creamos una cosa o la otra), que desean una Colombia en paz, sinceramente y de corazón. Como lo quiere también la Minoría desinformada.

Anónimo dijo...

No es que no se entienda la tragedia de las personas que tienen familiares secuestrados, eso es muy doloroso, yo mismo lo he vivido. Pero no se puede esperar que una persona que tiene a cargo todo un país tome decisiones basandose en ese dolor, es que ya se ha cedido mucho a las farc y ellos han demostrado que ese camino no les interesa. Nosotros atados a un monton de reglas que no permiten acabar de una vez con esta gente y a ellos les importan un pito los derechos humanos solo cuando son ellos los favorecidos. Los secuestrados son personas que estan muertas en vida, y que darían los que fuera por de alguna forma salir de alli, o de morir porque esa sería otra forma de libertad, y unos cuerpos sin vida para que? solo los utilizan para chantajear, si a mi me llegan a secuestrar mi familia ya sabe, nada de plata demen por muerto, si me pueden rescatar intentelo pero ni un peso por mi. Y que cuentos de cuerpo, si me muero en el intento muerto estoy y el cuerpo definitivamente ya no soy yo. Además olvidemonos de crecer economicamente y socialmente mientras no se acabe con este flagelo.

Anónimo dijo...

yo si apoyo al presidente ya hes hora de que el pais tome sus deciones y no las farc porque darles zona despeje acaso en los anteriores gobiernos cuando accedieron ha estas peticiones se consigio algo noooooooooooo lo unico que se iso fue darle mas poder a estos delincuentes que estan acabando con nnuestro pais y que no digan que ellos son colombia por que si lo fueran no nos estarian matando ese era el presidente que nesecitaba este pais una persona con autoridad y que no coma de marchas,de protesta ni de insultos señor presidente salve ha este pais con autoridad y que tengan que caer los que tengan que caer no mas no mas con el cuentico de que todos devemos pagar una cuote de vida por esta guerra olvidensen haora si se jodierooooooooooon sorry profe moncayo pero no podemos segir bajando la cabeza solo por lastima ha y tambien he tenido familiares secuestrados por eso me canse.